viernes, 6 de mayo de 2016

Planeación de prevención de recaídas

El capítulo VIII del libro de Terence Gorski y Marlene Miller "Sobriedad, una guía para la prevensión de recaídas"*, se titula "Planeación de prevención de recaídas".

Del mismo cabe resaltar los siguientes aspectos centrales:
"La mayoría de las recaídas en la adicción son innecesarias. Muchos alcohólicos recaen porque no entienden su proceso, ni qué hacer para prevenirlo. La acción adecuada por su parte y por la de las personas que le rodean puede evitar o interrumpir el síndrome de la recaída antes de que las consecuencias sean trágicas. La planeación de la prevención de recaídas minimiza su potencial destructivo y puede ofrecerle un sentido de seguridad. Usted sabrá si está haciendo lo necesario para evitarlas. Puede identificar las primeras señales de alerta y desarrollar un plan para interrumpir el síndrome de la recaída si aparece. La planeación de la prevención de las recaídas debe ser una parte esencial de su programa de recuperación.
Los pasos para la prevención de recaídas son: 
  1. Estabilización: Tomar el control de su vida. 
  2. Auto-Evaluación: Ver qué está pasando en su mente, corazón y vida. 
  3. Educación de recaídas: Aprenda acerca de las recaídas y qué hacer para evitarlas. 
  4. Identificación de señales de alerta: Haga una lista de sus señales personales de alerta. 
  5. Manejo de las señales de alerta: Aprenda cómo interrumpir las señales de alerta antes de que pierda el control. 
  6. Entrenamiento del inventario: Aprenda cómo hacer conscientes las señales de alerta y su desarrollo. 
  7. Revise su programa de recuperación: Asegúrese que su programa de recuperación sea capaz de ayudarle a manejar sus señales de alerta. 
  8. Participación de otras personas importantes: Enséñele a otros cómo pueden ayudarle a sortear la recaída. 
  9.  Seguimiento: Actualice su plan de prevención de recaídas con regularidad" (Gorski y Miller, pp. 131-132). 
De lo anterior nos parece necesario destacar la explicación más detallada de dos puntos, pues se relacionan con el programa de recuperación y con la participación en un programa de 12 pasos.

Revisión del programa de recuperación: "La recuperación y la recaída son las caras opuestas de la misma moneda. Si usted no está en proceso de recuperación, está en peligro de recaer. Para evitar la recaída se requiere de un buen programa de recuperación. ¿Le ha funcionado su programa de recuperación previo? ¿Cómo puede ser mejorado? Debe aprender de los retos diarios de la vida. ¿Está reconociendo su adicción y manejando sus síntomas? ¿Está atendiendo todas sus necesidades de salud? ¿Está haciendo todo lo necesario para recuperarse? Desarrolle un programa de recuperación basado en lo que le ha funcionado y en lo que no le ha funcionado en el pasado. Para cada problema, síntoma o señal de alerta que identificase, necesita estar seguro de que hay algo en su programa de recuperación que le ayude a enfrentarlos". 
Participación de otras personas importantes: No puede recuperarse en aislamiento. La recuperación total incluye la ayuda y el apoyo de una variedad de personas. Necesita de otros para un plan exitoso de prevención de recaídas. El proceso de recaída es, en la mayoría de los casos, totalmente inconsciente. A pesar del inventario diario puede ser que no puda ver lo que está sucediendo. Es por eso importante involucrar a oras personas en sus planes de prevención de recaídas. Sus familiares, compañeros de trabajo y miembros de AA pueden ser de gran ayuda en reconocer las señales de alerta aún cuando sea posible hacer algo con ellas" (Gorski y Miller, pp. 137-138).
En particular, la participación regular en las reuniones de nuestro programa de AA, no sólo nos recuerda de manera constante nuestra condición y la necesidad de seguir un proceso de recuperación, luchar contra los altibajos emocionales que podamos tener y no desistir de seguir tratando nuestra enfermedad, son elementos que considero cruciales para prevenir una recaída. 


* Segunda edición, basada en el Modelo de Tratamiento CENAPS, Herald House / Independence Press, Missouri, 2005.


1 comentario:

Cursos Animacion Servicios Educativos dijo...


La teoría del aprendizaje social explica la adicción desde la influencia del modelado (padres bebedores, amigos que consumen). A ésto es necesario añadir los factores de personalidad del individuo consumidor y la disponibilidad de la droga, aunque para los teóricos del aprendizaje no es importante la personalidad como factor que predispone al consumo sino la influencia del modelo y sucesos vitales de presión como determinantes de la adicción así como la falta de habilidades de «coping» -afrontamiento- (Graña, 1994).

Bandura (1986) acuñó el término de teoría cognitiva-social introduciendo el concepto de autoeficacia que hace referencia a la percepción que el individuo tiene sobre su capacidad de actuar con éxito en distintas situaciones de la vida. El sujeto adicto suele carecer de esa percepción y usa la droga como única alternativa para enfrentarse a situaciones que le provocan estrés; así la droga pasa a ser su apoyo, de tal modo que si opta por la abstinencia, se encontrará ansioso al faltarle el único apoyo que le ofrecía la droga y fácilmente volverá a consumir. De ahí que sea tan importante entrenar al sujeto dependiente en estrategias de afrontamiento y habilidades sociales para que sea capaz de decir no a la invitación a la droga, para que pueda enfrentarse con éxito a situaciones estresantes sin recurrir a ella, para que en definitiva cambien las creencias hacia los efectos de la droga como agente que favorece la relajación o facilitadora del éxito social. En la adquisición de esas expectativas hacia la droga va a tener un papel importante el modelo, sea la familia, grupo de amigos o los mass medias que no dudan en el caso del alcohol en ofrecer una imagen del consumidor no tan negativa como el consumidor de otras drogas y mostrar un individuo al que la bebida le ayuda a divertirse, a tener más éxito social, a relajarse; y por otro lado aporta una imagen de un consumo que se puede abandonar en cualquier momento.